Dietario de cómics (y III)

En el que no sin cierta desgana dedico unas líneas a comentar una vieja adaptación de El Hobbit, El hijo del diablo de Hideshi Hino, Rusty Brown del gran Chris Ware, Blacksad de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido,y Sensor de mi adorado Junji Ito, y de paso suelto otras movidas que me van llegando a la cabeza. 


De vez en cuando, en momentos en los que tengo el blog demasiado parado, recurro a estos posts de repaso de lecturas de cómics. En condiciones normales, redactar textos de este tipo suele ser una manera rápida y sencilla de no oxidarme, generar contenidos y mantener un mínimo ritmo de publicaciones. Sin embargo, hay ocasiones en que se me atasca todo y escribir estas reseñas se convierte algo lento y penoso. Y eso mismo ha sucedido mientras le daba vueltas a este post.

Desanima bastante hablar sobre cosas que terminé de leer hace meses, y que en su momento ya me dieron un poco igual. Y también darme cuenta de que no dispongo del tiempo que hace falta si quiero preparar unas reseñas dotadas de un mínimo de interés. Y notar que leo nuevos cómics a un ritmo bastante más ágil que el que llevo al redactar viejas reseñas. Y sentir que no estoy redactando posts frescos que se me van ocurriendo porque no encuentro la manera de terminar los de los cómics…

En fin, que con este post zanjo ya esta serie de Dietarios de Cómics. Voy con ello.

Sigue leyendo

Dietario de cómics (II)

Hace unas semanas me hice una cuenta en Reddit, y uno de los primeros subreddits a los que me subscribí fue /graphicnovels. Supuse que ahí los usuarios estarían comentando novedades editoriales interesantes que van apareciendo en los mercados guiris, para así estar al día y anticiparme a los lanzamientos en castellano. Bueno, pues va a ser que no. Los participantes se limitan a colgar fotos de sus colecciones particulares o de sus adquisiciones más recientes. Y en ambos casos estas muestran montañas de reediciones integrales de clásicos -V de Vendetta, Watchmen, Sandman, Akira, Agujero Negro, o alguna saga clásica de Marvel o DC-, que viene a ser justo lo primero que se encuentra uno cuando se acerca a la sección de cómics de la Fnac, Casa del Libro, El Corte Inglés o cualquier otra cadena de librerías random. 

De esta forma, el subforo funciona casi como un folleto publicitario de cualquier gran editorial. Todo el mundo postea mensajes idénticos, como si se hubieran convertido en bots involuntarios que solo saben esparcir lo que en cualquier otro contexto sería calificados como spam puro y duro. Yo buscaba un lugar donde charlar sobre las alegrías y las penas que proporciona la lectura de historietas, y aquí encuentro que no hay ninguna conversación posible: prácticamente lo único que diferencia una imagen de otra es el color de la estantería.

En fin, mi moraleja de hoy es la misma que utilizo siempre para casi todo: no utilicéis internet para convertir la vida en algo aún más gris y aburrido de lo que ya es. Y, dicho esto, paso ya a lo importante, que es comentar algunas cosillas sobre Tarde en McBurger’s de Ana Galvañ, El procés explicat als idiotes de Roger Peláez, y la revista Voltio


Sigue leyendo

Dietario de cómics (I)

Esta tarde estaba fisgando las novedades de la Llibreria Caselles cuando un cliente se ha dirigido al mostrador y ha preguntado por los dietarios que estaban a la venta. Los dependientes, después de consultarse entre ellos, le han contestado amablemente que no tenían ni idea de lo que era un dietario. Como la posterior explicación del cliente ha sido bastante confusa, nadie ha conseguido entender exactamente qué es lo que estaba buscando, así que se ha marchado con las manos vacías. 

Yo tampoco tenía ni idea de qué era un dietario, y la verdad es que la pertinente búsqueda en el diccionario de la RAE tampoco ha terminado de disipar mis dudas. Pero la palabra me ha resultado bonita, así que he decidido meterla en el título de esta serie de posts en los que voy a comentar algunos cómics que he leído últimamente. Para empezar, hoy voy a contar algunas cosas sobre Dance! Kremlin Palace y el primer volumen de Dementia 21 de Shintaro Kago, la edición integral de Isacc el Pirata de Christophe Blain, y Repentless, el cómic del grupo Slayer


Sigue leyendo

Las madrugadas de La 2 en los noventa

A mediados de la década de los noventa, todavía en la era preinternet, se accedía a contenidos culturales interesantes como malamente se podía. O más bien de puro milagro, si uno vivía en una capital de provincia tan gris como el Santander de la época. Algo se llegaba a rascar si encontrabas algún videoclub que trabajara con distribuidoras independientes o tuviera un buen fondo de cine clásico. En alguna ocasión caía un vídeo interesante en Los 40 de Canal + o  se colaba algo aprovechable entre el desfile de figurines de El País de las Tentaciones, pero nada de esto entraba dentro de lo habitual. Y el mítico viaje iniciático a USA o a UK era un lujo inasumible para la gente de mi clase social. 

Sin embargo, uno de mis pocos refugios contra el muermo vital lo encontré mucho más a mano de lo que parecía: en la televisión pública. Durante mis años de instituto, las madrugadas de La 2 de RTVE me proporcionaron cientos de noches llenas de gozo gracias a programazos como Metropolis, Televisión Líquida o Cine Club

Sigue leyendo

Diario del (primer) confinamiento

Hace dos meses redacté un borrador con comentarios sobre cosas que me habían mantenido ocupado ocupado durante el confinamiento. Me senté a escribirlo justo cuando pensaba que iba a arrancar la presunta vuelta a la normalidad, y mi intención entonces era que saliera publicado un par de días más tarde. Por desgracia, los meses de mayo y junio trajeron una avalancha de trabajo que me dejó sin tiempo para tonterías, así que el texto quedó aparcado en la memoria de mi ordenador. 

El caso es que mientras preparaba el post del otro día me topé con ese borrador. Y, madre mía, lo estoy releyendo y parece como si hubieran pasado años desde que lo escribí. Todo aquello me resulta ya completamente ajeno. De hecho, ayer comenzó la desescalada de mi segundo período de confinamiento, y esta vez me resultaría imposible escribir un texto así, porque en las últimas semanas apenas he logrado hacer nada digno de recordar. Es como si toda mi paciencia para sobrevivir sin una vida social sana se hubiera agotado entonces. 

Así que para despedir este segundo confinamiento hoy recupero aquellas memorias del primer encierro. Qué tiempos estos tan extraños, en los que uno acaba por sentir nostalgia hasta de tiempos en los que no se vivió ninguna cosa digna de ser recordada.

Sigue leyendo

Cuatro comics: Oda a Kirihito, Ventiladores Clyde, El hombre sin talento y ¿Así es como me ves?

Donde dije digo, digo Diego. Hace un mes escribí que no iba a recomendar libros ni comics durante el confinamiento. Bueno, pues he cambiado de criterio: hoy vengo a hablar sobre Oda a Kirihito, Ventiladores Clyde, El hombre sin talento y ¿Así es como me ves?  

Parece que cada vez queda menos tiempo para que se puedan visitar de nuevo librerías y bibliotecas, así que si a alguno le pica la curiosidad pronto podrá hacerse con alguno de ellos. Por cierto, los cuatro son comics bastante conocidos así que lo normal es que se puedan conseguir en cualquier tienda. No seáis chungos, no os tiréis como locos a hacer pedidos en Amazon. Ahora más que nunca, haced el favor de apoyar a vuestros libreros de confianza.

Sigue leyendo

Cambios y permanencias

Miguel Ángel Revilla picando el dalle. Imagen sacada de su cuenta de twitter.

Hace quince años por estas fechas recibí una propuesta para participar en un programa de doctorado que llevaba por título Cambios y permanencias en las sociedades tradicionales. Al final pasé de la universidad y no me apunté, así que la anécdota en sí no tiene mucho jugo; pero ese epígrafe se me quedó grabado en la mente como ejemplo de palabrería hueca que solo sirve para adornar una perogrullada como un piano. Coño, que en el ámbito de la investigación histórica lo que no es cambio es permanencia. 

El caso es que me he puesto a revisar las últimas publicaciones en el blog, y ocho de las diez entradas que han salido en lo que va de 2019 tratan sobre cosas que sucedieron hace no menos de dos décadas. Este blog empieza a parecer parece tan viejo que da reuma solo de leerlo. Pero la realidad es que la mayoría de las veces disfruto más cuando rastreo novedades, y sospecho que me saldrían textos más interesantes si empezara a esquivar los rollos nostálgicos. 


Por otro lado, hace tiempo que no publico ningún post de repaso y recomendación de cosas que he consumido últimamente, así que aprovecho y me tiro a por ello. El criterio para ordenarlas no puede ser más simple: hablaré sobre obras y autores recientitos, y también sobre alguna cosa que vio la luz en algún momento de otra era geológica. 

Sigue leyendo

La Rue del Percebe de la cultura y la niebla de la cultura digital

Mery Cuesta

Una de las ideas que tenía en mente cuando creé este blog era reseñar artefactos (ya sabéis, libros, cómics, discos, pelis) que escapen de las clasificaciones convencionales. Por eso, una publicación tan inesperada en su taxonomía como La Rue de Percebe de la cultura… (Ed. Consonni, 2015) de la bilbaína Mery Cuesta tiene más que ganado su post en Spam de Autor. Diría que se trata de una especie de ensayozine en el que Cuesta reflexiona sobre las transformaciones que se han producido en los últimos lustros en los modelos de producción y distribución cultural, y también en la manera en que el conjunto de la sociedad se relaciona con el mundo de la cultura. El libro es breve, educa y entretiene. Lo tiene todo. Sigue leyendo

Reporte de actualidad

Desde hace tiempo, cada semana empiezo a preparar uno o dos post para el blog que por el motivo que sea nunca termino de publicar. Así que ha llegado el momento de hacer un resumen de algunos temas que he dejado pendientes durante las últimas semanas. A continuación hablaré sobre discos, sobre cómics, sobre libros y sobre viajes. Y sobre Tomasa del Real.

Foto de cabecera: Robert Capa Sigue leyendo

Guía urgente de la ciudad de Lleida #5: cine, libros, museos, salas de exposiciones y arquitectura.

Lleida

Todo lo bueno se acaba, amigos. Con este post cierro mi breve enciclopedia de saberes útiles para sobrevivir en la capital del Segriá. Y lo hago repasando la oferta cinematográfica y bibliográfica de Lleida, sus museos y salas de exposiciones, y algo de su patrimonio arquitectónico. Además, he incluido al principio del post tres párrafos con reflexiones sobre cosas importantes de la vida, que si os apetece os lo podéis saltar, que tampoco os vais a perder gran cosa. Sigue leyendo