Morir en Santander

Morir en Santander

Durante las últimas semanas he estado bastante ocupado repasando la historia de la ciudad de Santander. Efectivamente, es por eso que he tenido algo abandonado el blog, que es algo que sé que os tenía muy preocupados a todos. Aunque, mirando el lado bueno, también me ha servido para refrescar muchos datos inútiles de esos que se me suelen quedar pegados en la memoria, y que sin duda inspirarán grandes posts en un futuro. Pero de momento me ha hecho recordar lo estéril que ha sido la historia de la muy noble y siempre leal y decidida ciudad de Santander, a pesar de la imagen de bienestar y opulencia de las que sus habitantes gustan alardear. La economía lleva en declive desde mediados del siglo XIX, y la cultura local tampoco es que haya dado figuras como para tirar cohetes.¿José María de Pereda? ¿Marcelino Menéndez Pelayo? ¿Concha Espina?¿José Antonio Giménez-Arnau? ¿Álvaro Pombo? ¿Joaquín Leguina? Buf, ¡qué pereza todos, madre mía!. Sigue leyendo

Please follow and like us:
error