“Red Rocket 7”, de Mike Allred

mike allred

El cómic Red Rocket 7, de Mike Allred se publicó en España en el año 2005 pero, aunque parezca mentira, hasta ahora yo aún no lo había leído. Se trata de una epopeya galáctica, en la que una guerra entre civilizaciones del espacio exterior termina por cruzarse con algunos de los grandes momentos de la historia del rock.

Para los que no conozcan, Mike Allred es un creador de cómics norteamericano, bastante célebre tanto por su personal dibujo a base de líneas claras y vivos colores planos (más propio del cómic europeo clásico que del comic book USA al uso), y por sus interesantes revisiones del mundo de los superhéroes. Estas facetas hicieron que a lo largo de la década de los noventa y los inicios de los dosmiles llegara a convertirse en una pequeña celebridad como autor alternativo, sobre todo gracias a los cómics de Madman (publicados por la editorial Dark Horse a lo largo de la década de los noventa) y de sus temporadas a cargo de las series Fuerza-X y X-Tatix (dos gozosas anomalías dentro del universo Marvel, que ya comenté por aquí).

Por cierto, por si alguien recuerda la película Persiguiendo a Amy de Kevin Smith, los cómics que firmaba Amy correspondían a ilustraciones del propio Allred.

Allred

Pues entre 1997 y 1998 aparecieron en Estados Unidos de la mano de Dark Horse los siete números de Red Rocket 7, que finalmente vieron la luz en España en un tomo único que publicó la desaparecida Recerca Editorial. Se trata de una revisión iconoclasta de la estética de los cómics norteamericanos de superhéroes al estilo de lo que Allred ya había hecho en las citadas Madman o Fuerza-X, aunque en esta ocasión el marco de la historia está puesto en la propia historia del rock. Así, los protagonistas de este cómic han estado presentes en muchos momentos cruciales de la historia de la música popular, aunque desde un discreto segundo plano. Sí, algo parecido a lo que sucedía con Forrest Gump en la historia del siglo XX en los Estados Unidos. De hecho, algunos pasajes resultan demasiado parecidos a la peli de Robert Zemeckis: ahora resulta que va a haber competencia entre quienes aseguran haber enseñado a Elvis a mover las caderas…

En cualquier caso, se trata de una divertida y colorista fantasía pop; algo así como una respuesta al enigma de que hubiera sucedido si el Starman al que cantaba David Bowie no hubiera venido de Marte, sino del planeta Kripton. Y una bonita obra de amor por el rock.

Allred

Aunque por otro lado la visión que ofrece de la historia del rock me resulta un tanto chunga.

Aquí el rock (el ruok) se muestra como un pasado amable, en el que los peligros son una anécdota en forma de seres del espacio exterior. La expresión contracultural, la subversión, o el espíritu lumpen están omitidos. Apenas hay tampoco rastro de violencia, droga, o excesos sexuales. Todo lo que el rock ha tenido de revulsivo social queda reducido a una anécdota entrañable, una especie de exótico aderezo dentro de una manifestación estética concebido como producto burgués e hipermercantilizado.

En este sentido, es una lástima que en Red Rocket 7 el recurso gráfico de la línea clara se emplee de una manera tan superficial. No parece una forma irónica de plasmar las sombras de la historia, como Allred sí hizo en Fuerza-X, sino más bien de dar vistosidad a un relato un tanto infantil.

Por otro lado, se nos presenta una historia del rock en la que no tienen cabida James Brown, Sly Stone, George Clinton, Bob Marley, Grandmaster Flash, Marvin Gaye o Public Enemy. El rock como manifestación eminentemente WASP, donde lo negro ha sido prácticamente omitido. Algo que no responde a un racismo explícito (en distintos momentos sí que se valoran las figuras de Chuck Berry, Little Richard o Prince), pero significativo de una perspectiva de la historia del rock un poco chunga y, sobre todo, aburrida.

En fin, que Red Rocket 7 ha quedado como un bonito entretenimiento en torno a la historia del rock… pero el propio rock es mucho más entretenido y bonito que este cómic.

red rocket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *