Negro sobre Blanco I

kim gordon pequeño circo

Hace mucho que no se habla sobre libros en Spam de Autor, ¿no? Pues ya va siendo hora. Así que he robado el título a aquel espanto de programa que el asqueroso de Fernando Sánchez-Dragó tenía los domingos por la noche en La 2 de TVE porque llegan unos cuantos posts sobre las cosas que he leído a lo largo de los últimos meses. Literatura de la buena, oigan. Y empiezo con el comentario de los dos libros con los que este año la Contra Ediciones ha soltado un puñetazo en la mesa para decir “mirad, esto es publicar una buena colección de libros sobre música y lo demás son chorradas”: ‘La chica del grupo’ y ‘Pequeño circo’.

    La Chica del grupo’, por Kim Gordon

Negro sobre blanco

Sonic Youth es el grupo del que más items originales poseo entre cds, dvds y demás parafernalia. Y por supuesto que es uno de los que más tiempo he dedicado a escuchar en mi vida. Vamos, que soy fan. Así que estaba claro que en cuanto saliera publicada me iba a tirar de cabeza a leer la autobiografía de Kim Gordon. Y, como fan, me he quedado más que satisfecho con lo leído.

¿Es esta la Gran Biografía del Rock que decía la promoción? Pues no lo creo. Vamos, desde luego que me ha gustado la estructura de la narración que utiliza, en la que el caos y el orden conviven con bastante naturalidad. También veo aspectos que revisan de forma bastante interesante la manera de contar la vida de una banda de rock. Me gusta que dedique más espacio a repasar los detalles de las complicaciones de salir de gira mundial con una hija recién nacida a cuestas que a hablar sobre borracheras o juergas salvajes. Me gusta cómo ala hora de hablar sobre el rock juguetea con conceptos tirando a intelectuales (vamos, un tabú en lo que suelen ser las biografías de grupos punk) como el male bonding o el rol que ella representaba dentro del seno de SY y de la industria del rock en general. O cómo carga una y otra vez contra la hipermercantilización del mundo del arte. También me resulta divertida la manera en que se cuelan en su vida cotidiana nombres como Danny Elfman, Chloe Sevigny o Gus Van Sant.

Pero me resulta un poco incómoda la manera en la que aborda su matrimonio y su divorcio con Thurston Moore. La sombra de su relación con el que fuera su marido y líder de Sonic Youth planea sobre todo el libro. De hecho, a ratos parece como si toda esta autobriografía se hubiera concebido como un medio para expiar los fantasmas de su relación y de su vida. Que está claro que es un asunto vital para ella, y que el libro sería un fraude si no se detuviera en ello… pero por momentos parece que lo utiliza para poder pasar de puntillas delante de ciertos otros temas que merecían algo de atención. Y ahí llama especialmente la atención el pudor con que trata los asuntos internos de Sonic Youth, y especialmente su relación con sus excompañeros Lee Ranaldo y Steve Shelley, que al fin y al cabo son personas con los que ha compartido una parte nada desdeñable de su vida. Rayos, si es que casi aparecen más detalles sobre Sonic Youth en las páginas de ‘Nuestra banda podría ser tu vida’…

En fin, que el libro me ha gustado mucho (muy mal lo tenía que haber hecho para que no fuera así), pero deja la sensación de que está por llegar la biografía definitiva de Sonic Youth que saque a relucir todos los trapos limpios y los sucios de una de las bandas de rock más importanes de todos los tiempos.

Pequeño Circo: historia oral del indie en España’, por Nando Cruz

Nando Cruz Negro Sobre Blanco

Ya era hora de que apareciera bibliografía de gran nivel sobre la música española de los noventa, uno de los períodos más chispeantes de la producción musical española y que merece un tratamiento tan serio como de cualquier otra. Y, bueno, también era hora de que llegara un libro que se tomara en serio la propia forma de escribir sobre música en España.

Poco más que puedo añadir que no se haya dicho ya sobre ‘Pequeño circo’. Que la burrada de trabajo que se ha debido de meter entre pecho y espalda el señor Cruz ha generado una obra brutal, a la que me cuesta poner peros. Un libro en el que no se ahorran palos pero tampoco elogios (aunque haya momentos en que no les vea bien repartidos entre algunos de los que realmente se lo merecen).

El autor ha conseguido que los entrevistados hablen sobre casi todo lo interesante que había que hablar sobre el tema, que se queden pocas cosas en el tintero. Y sus declaraciones creo que retratan de manera definida el carácter de cada uno de los participantes: los repelentes (creo que barceloneses y mallorquines se llevan la palma en este grupo), los creídos (Amparo Llanos), los villanos (Ordovás y Julio Ruiz, Jesús Llorente, Íñigo Pastor de Munster), los héroes caídos (qué tristes son las historias de Josetxo Ezponda, Josetxo Anitua, Cocó Ciëlo o Pedro San Martín, y cómo contrasta el mimo con que se habla de ellos con, por ejemplo, la indiferencia que se le dedica a Sideral) y los amargados (Víctor Lenore parece que desayuna copazos de vinagre). Y, sobre todo, los superhéroes: Jota y Florent, Antonio Luque o Nacho Vegas parten la pana cada vez que abren la boca. En fin, una lectura de lo más gozosa tanto por su enorme valor dentro de la bibliografía musical como por la carga emocional que tiene un reencuentro así con mis años de aprendizaje musical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *