Entrevista a Álvaro Martínez

alvaro
El joven Álvaro en un viejo concierto de Templeton.
Foto: Carlos Caneda

Hace unos meses la gente del fanzine Rubor Poscoital me hizo un encargo (o más bien un regalo): entrevistar a Álvaro Martínez, conocido entre otras muchas cosas por su trabajo como dibujante de cómics. Finalmente ese texto apareció en el número 4 del fanzine, que se publicó el 7 de febrero y que se ha agotado hace apenas unos días. Y como ya no hay forma de hacerse con una copia por los cauces de distribución convencionales he pensado que no estaría mal que todo el mundo pudiera tener acceso a la entrevista a través del blog.

Eso sí, solo voy a publicar el texto. El fanzine incluía unas cuantas ilustraciones del propio Álvaro, algunas de ellas exclusivas. Y por respeto al currazo que se han marcado Pilar y Fonsi he decidido no reproducirlas aquí. El que quiera verlas, que busque alguno de los ejemplares que salieron a circulación, que son verdaderamente preciosos. De hecho, he preferido omitir la última pregunta de la entrevista, a la que Álvaro contestó simplemente con un dibujo. Así que las imágenes que acompañan a este texto son de mi propia cosecha, o son imágenes de promo que circulan internet.

Pero ya está bien de tanta historia. Aquí va el texto en cuestión.

    El ilustrado Álvaro Martínez

Hay que ver qué sorpresas da la vida. Nos quedamos de una pieza cuando supimos que Peter Parker, tu amigo y vecino fotógrafo, se convierte en Spiderman en sus ratos libres; que aquel periodista gafoso también es Superman, y que el famoso ricachón mujeriego es la persona que se enfunda el traje de Batman. Y ahora resulta que, ahí donde le veis, Álvaro Martínez trabaja dibujando cómics para las grandes editoriales de Estados Unidos. Y hasta tiene una triple vida como cantante del grupo Templeton. Así que en cuanto tuvimos ocasión le plantamos una encerrona para poder interrogarle sobre sus identidades secretas.

    Uno puede llegar a entender el camino que conduce a que una persona se convierta en rey, en alcaldesa de Madrid o en operario de una cadena de montaje. ¿Pero cómo diantres llega un tío de Torrelavega a dibujar cómics de superhéroes?

No es tan difícil de entender de unos años a esta parte. Gracias a internet, el mercado americano se vale de muchos dibujantes europeos, latinoamericanos, asiáticos…
En mi caso concreto, yo creo que se trata de obstinación mezclada con mucha potra. Mi agente (que, durante años, estuvo moviendo muchas de mis páginas de prueba sin que hubiera respuesta positiva) debió de ver algo en mí y el primer editor que me contrató también. A partir de ese momento, me he esforzado mucho en ir mejorando y cumpliendo con mis compromisos…que ese esfuerzo haya resultado suficiente para poder seguir publicando es lo que no me explico..pero le doy gracias a la vida, que me ha dado tanto.

    En la redacción de este fanzine existe la sospecha de que algunos lectores no saben utilizar google correctamente. ¿Podrías comentar para estas personas cuáles han sido tus principales trabajos como ilustrador?

Claro, para Marvel he dibujado Ultimate Xmen y Iron Man y para DC Aquaman y Batman.
Antes que eso hice muchos storyboards para publicidad y para cine, en las pelis Lo imposible y Zipi y Zape y el Club de la Canica. Después he ilustrado muchos discos, carteles, algunos libros…un pandemónium.

Ultimate_Comics_X-Men_Vol_1_30

    ¿Cuáles son tus funciones en el proceso de trabajo? ¿Con qué grado de libertad creativa cuentas?

¡¡Mío es el poder de crear mundos y moldearlos a voluntad!! O algo así. Yo recibo un guión y lo traduzco a viñetas a lápiz. En esa traducción yo escojo el punto de vista, la distribución de la información en la página, el entorno, las expresiones… Así que podrías asemejar mi trabajo, salvando muchas distancias, al de una especie de director. Trato de visualizar el guión intentando respetar las ideas del guionista y aportar algo de mi cosecha…es un poco intuición, un poco oficio, un poco dedicación y un componente mayor de lo que cabría esperar de azar.

    ¿Has firmado ya muchos autógrafos? ¿Sientes que en España se reconoce lo que estás haciendo?

En USA alguno… ¡pero ahí cualquiera es una celebridad! En España no he firmado. Pero si que me han hecho una entrevista que otra y tal… soy muy novato y estoy empezando, no creo que mi trabajo suscite un interés muy alto. Aparte, tampoco veo porqué debería hacerlo.

    Ha pasado ya tiempo desde que pioneros como Carlos Pachecho o Salvador Larroca empezaron a dibujar cómics al otro lado del charco. ¿Sientes que en la actualidad allí sienten un aprecio especial por los autores de este lado?

Pues si, eso creo. Pero vamos, yo creo que es producto del talento individual de los autores que del hecho de que seamos de este lado. Piensa en la cantidad de gente de primer orden que hemos exportado en veinte años: Pacheco, Ferry, Aja, German García, Daniel Acuña… esto ha hecho que los editores vean con mejores ojos las propuestas que llegan desde España. Muchos, yo mismo, nos hemos beneficiado de este hecho, hay mucho que agradecer a esos pioneros que mencionas.

    Más o menos, ¿cuántos españoles están trabajando en la actualidad para las grandes editoriales de Estados Unidos? ¿Mantienes relación con otros dibujantes? A pesar de que cada uno trabajáis desde vuestra casa, ¿existe entre vosotros algo así como un “sentimiento de comunidad”, de que formáis parte del equipo de trabajo de una misma empresa?

Somos unos 40, me parece. En el año y pico que llevo en esto he podido conocer a unos cuantos ya, casi todos de la agencia de dibujantes en la que estoy, y siempre ha sido un placer. Piensa que esta profesión es bastante solitaria y tiene unas peculiaridades muy marcadas así que enseguida encontramos las conexiones cuando nos juntamos. En esto puede tener que ver el hecho de que el los dibujantes solemos ser bastante primadonnas y nos gusta mucho lloriquearnos los unos a los otros…lo de sentirnos parte de una misma empresa, pues no, no creo. En mi caso, en año y medio he estado en tres editoriales y eso suele ser lo común, andar saltando de una a otra, de un proyecto a otro, con equipos de trabajo diferentes…cuando ya alcanzas un status si que sueles vincularte a una de las editoriales por periodos más largos. Al respecto de esto, tengo que contar que cuando fui a NY a conocer a mis empleadores no me dieron permiso para subir a las oficinas de Marvel, subió sólo mi agente. Alegaron asuntos de seguridad del edificio…pero mi corazoncito se rompió un poco. ¡Así es difícil sentirte parte de la empresa!

xmen

    En los últimos años parece que los superhéroes de toda la vida han cedido algo de protagonismo en las estanterías de las librerías españolas a lo que ahora se llama “novela gráfica”. ¿Qué opinas de estos cambios en los lectores y en el tipo de tebeos que compran?

Un nuevo lector es una victoria, lea lo que lea. El potencial para llegar a la gente, el talento y los buenos autores e historias estaban ahí. Lo que yo creo que ha cambiado en estos años es la percepción que se tiene del cómic, ahora hay más consciencia de que es un medio y no un género. Y como tal medio, puede contar historias de todo tipo dirigidas a personas de todo tipo, no sólo a niños o adolescentes. Queda camino por hacer pero esta apertura solo puede ser positiva.

    ¿Cómo ves tu futuro profesional? ¿Te vas a ceñir a la industria norteamericana? ¿Te gustaría dibujar para el mercado europeo o incluso específicamente para España?

Por el momento, estaré haciendo superhéroes tanto como pueda. Creo que tengo una inmensa suerte y que no puedo desaprovechar esta oportunidad. Además, es el género que más me gusta y en el que más cómodo me siento. Más adelante no me importaría pasarme al formato álbum y producir menos pero de más calidad…y también variar la temática, quizás. Eso pasaría, me imagino, por publicar en USA o en Francia… en España lo veo difícil, aunque las cosas pueden cambiar mucho para entonces. Sea como sea, yo a lo Simeone, partido a partido.

    En ocasiones has mostrado en internet algunas historietas cortas relacionadas con la vida cotidiana en el seno de Templeton, el grupo en el que cantas. ¿Has pensado en publicar material de ese tipo?

Me encantaría. De verdad que si. Pero está por ver si eso tiene interés para alguien más allá de nuestros amigos… en lo personal, son pequeñas válvulas de escape que me sientan de lujo, ahí no tengo que preocuparme de nada, son trabajos que hago por pasar el rato y que, sin embargo, considero entre lo mejor de mi producción.

    Y ya que ha salido el tema, ¿qué tal va la banda?

Ahi estamos, con Rosi, nuestro tercer disco, editado el año pasado y ya pensando un poco en el cuarto. Nos hubiera gustado tocar un poco más pero, en general, estamos muy contentos con cómo ha ido todo.

    Dado que Templeton sois los encargados de la música de la versión española de la serie “Hora de aventuras”, tú pones voz a bastantes de esas canciones. ¿Te gustaría también poder encargarte del dibujo? ¿Te has planteado alguna vez realizar algún trabajo de animación?

Hombre, de Hora de Aventuras no… pero alguna vez si que se me ha pasado por la cabeza hacer algo de animación. Lo que pasa es que para animar hay que tener muchas cualidades de las que yo creo que carezco, paciencia, constancia, rigor… yo soy bastante más desastre que eso.

a2674308741_10

    Hace tres años se pudo ver en el Mundo Paralelo una exposición de ilustraciones que habías realizado para portadas de discos, carteles o conciertos. Visto el conjunto, el nivel era muy alto. Desde entonces, ¿has seguido trabajando en este campo?

Menos de lo que querría, lo de los cómics casi no me deja tiempo. El año pasado pude hacer una serie de carteles para Lafonoteca, una gente de Madrid que monta muchos conciertos por allí pero desde entonces no he vuelto a hacer.

    Al ver este tipo de trabajos me quedo con la impresión de que en ellos das salida a una inspiración más, digamos, “personal”, frente al “oficio” del que haces gala en los cómics de superhéroes. ¿Estás de acuerdo con esto? ¿Con qué tipo de trabajos te sientes más cómodo?

Totalmente de acuerdo. Esos trabajos tan libres, que suelen salir espontáneamente, siempre los ves de otra forma, con más cariño. Además, suelen partir de ideas muy locas, poco meditadas y eso resulta muy excitante. Por contra, esa falta de método y de rigor no siempre te lleva a buen puerto.
En cambio, hacer un cómic al mes es un esfuerzo muy grande y, además, no siempre puedes dar tu mejor versión porque no te puedes entretener demasiado. Eso si, pones toda la carne en el asador, aquí la inspiración te va a sacar de algún apuro pero lo que te mantiene es el trabajo puro y duro. Entonces, lo que sientes al final es una gran satisfacción que, por lo general, va más asociada al hecho de haberlo conseguido que al resultado en sí, no se si me explico. Por dar una respuesta tibia, cada uno me complace y me martiriza a su modo.

    De todos los cómics que has leído, ¿cuál es el que más te habría gustado haber dibujado? ¿Qué cómic que no está aún dibujado te gustaría llegar a hacer?

Hombre, ésta tiene trampa…si los hubiera dibujado yo ya no me gustarían. Alguno super famoso para estar forrado con los royalties, yo que sé. Te puedo decir algunos de los que más me gustan en general…ahi estarían Locas, Tintin, Bone, la Patrulla X de Claremont, Dreadstar, los Daredevil de Miller, Nocenti y Romita, All Star Superman, los comics de ABC de Alan Moore, La Mazmorra, Los Invisibles…Mira, hay algunos números de los Invisibles que no me hubiera importado dibujar…¡principalmente porque no me gustan mucho los artistas que los dibujaron!

    ¿Cuáles son los tres dibujantes que más veces has intentado copiar desde la primera vez que cogiste un lápiz?

No soy muy copiota, más bien tipo esponja. De niño, John Byrne, Alan Davis y John Romita Jr. De mayor, Jaime Hernandez, Frank Quitely y Olivier Coipel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *