Hip Hop Family Tree

Acaba de llegar a las librerías la traducción al castellano de Hip Hop Family Tree (Flow Press, 2018), el cómic de culto en el que Ed Piskor relata muchos de los acontecimientos más importantes acontecidos durante los primeros años de la historia del hip hop. Hace tiempo que conseguí de importación la serie completa, y por eso no tengo problema en decir que yo lo vi primero; así que dedico este post a comentar uno de los cómics más tremendos de cuantos han entrado a mi colección en los últimos años.

Publicada por primera vez en Estados Unidos en 2013 por la editorial Fantagraphics, HHFT repasa cómo el Hip Hop tomó forma entre los años 1970 y 1985, es decir, lo que aconteció desde que el sonido empezó a germinar en las calles de Nueva York hasta que explotó como fenómeno global. Para ello, Piskor presenta una lista inabarcable de personajes, estudios de grabación, rimas, sellos discográficos, grafiteros, ejecutivos, conciertos, managers, break dancers… que forman parte de un caótico relato coral en el que ni se sabe cuántas tramas distintas se entrecruzan al mismo tiempo. Y lo hace con un estilo gráfico bien guapo, que rinde homenaje explícito tanto a las ediciones de los cómics Marvel de los 80 (que algo que se deja notar desde las portadas que hacen referencia a números clásicos de superhéroes hasta en el empleo del color en tramas de puntos, o en el tono marronáceo en las hojas que imita al papel envejecido), como a la caricatura negra de cartoons como Fat Albert & the Cosby Kids o, por qué no, la vigorexia gráfica de los cómics de Image en los 90.

El asunto es que, en comparación con la mayoría de obras que conozco en las que se abordan los primeros años del hip hop, HHFT resulta maravilloso. Olvidaos de decepciones como The Get Down, la serie firmada por Baz Luhrmann, o el libro Ilustres raperos: el rap explicado a los blancos de David Foster Wallace. Aquí se ofrece un enfoque amplio y profundo, presentado de manera rigurosa y al mismo tiempo divertida. E incluso funciona como Fan Art total, que reivindica tanto la historia del hip hop como la del cómic de superhéroes. Además, HHFT mejora de largo lo que presentaba Macedonia (2008, Ediciones La Cúpula), el único cómic ilustrado por Piskor (con guion de Harvey Pekar) que tengo noticia de que se haya publicado antes en castellano, que me resultó bastante espeso.

Rushell “Rush” Simmons explicándose como un libro cerrado.

Ahora, la duda que me queda es cómo se las habrá apañado la editorial Flow Press para adaptar el cómic al castellano. ¿Cómo aparecerán los giros lingüísticos, el lenguaje de jerga, los acentos o las pronunciaciones imposibles que llenan los bocadillos de HHFT? ¿Cómo se mostrarán las transcripciones de rimas que componen muchos de los diálogos? ¿Se habrán incluido los índices onomásticos, la bibliografía de consulta o las exhaustivas playlists que completan la edición de Fantagraphics? El que se haga con un ejemplar de esta nueva edición, que me lo cuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *