El fin de Ipunkrock

timthumb

El pasado domingo apareció un mensaje en el foro de Ipunkrock en el que Rafa, el administrador de la web, anunciaba un inminente parón en la actividad. El 23 de diciembre es la fecha anunciada para que la página “entre en hibernación” y, aunque se habla de esto como de un paro temporal, tiene los visos de que va a ser un adiós definitivo. Así es como termina el recorrido de una gran comunidad que durante quince años ha sido una fuente inagotable de diversión, pero sobre todo de información.

No recuerdo bien cómo aterricé en Ipunkrock. Mi fecha de registro en ese foro es el 7 de junio de 2005, así que supongo que para entonces ya llevaba una temporada fisgando por ahí. Sí que recuerdo que mis primeros posts fueron para anunciar alguna pinchada o algún concierto en el que andaba yo metido. La cantidad de usuarios que participaban de forma activa era enorme, así que cualquier cosa que se publicara quedaba a la vista de cientos o miles de personas. Lo malo es que se publicaban contenidos a ritmo de chat, así que un post nuevo podía desaparecer de la primera página en cuestión de pocos minutos.

Con este panorama, prácticamente solo sobrevivían hilos que trataran sobre algún tema de mucho interés o que estuvieran publicados por algún usuario popular dentro de la comunidad. Supongo que por eso tampoco me molesté en estar demasiado activo .

¿Y qué eran posts de mucho interés para la gente de ipunkrock? Pues, en primer lugar, información musical de primera. En el foro, además de aficionados, se juntaban músicos, promotores, propietarios de salas, encargados de sellos, periodistas musicales y todo tipo de gente que a menudo tenía cosas importantes que contar. Por otro lado, el epígrafe “Ipunkrock” era bastante reducido para abarcar todo lo que se llegaba a tratar en el foro. En realidad el término punk rock se empleaba en toda la amplitud de su siginificado, así que ahí cabía desde el hardcore hasta el revival garagero. Y, apartir de ese punto, también llegaban las conversaciones sobre metal, sobre indi, sobre cine, sobre baloncesto, sobre cajas fuertes o sobre cualquier otro tema, por extraño que pareciera.

El otro gran foco de gran interés eran las aberraciones. Si en la musical podría haber dudas sobre lo apropiado de emplear el término punk, en otros aspectos no había sitio para dudas. Doy fe de que en ese foro se han visto/vivido cosas que ninguna persona decente podría concebir. A lo largo de los años han dejado plasmadas sus hazañoas personajes muy torturados por el rock’n’roll, asquerosos de la noche rockera y demenciados de todo tipo. Explicar esto a alguien que nunca lo leyó llevaría demasiado tiempo. Solo puedo decir que en este foro he encontrado la mayor acumulación de desmadres que yo haya visto en internet.

La forma y la magnitud de estas aberraciones tenía mucho que ver con algunas peculiaridades en el funcionamiento de este foro. Por un lado, hasta fecha reciente no se podían insertar imágenes ni vídeos. Ni siquiera se utilizaban avatares ni emoticonos ni firmas. En lugar de ser una limitación, esto permitía que el foro mantuviera un aspecto bastante limpio, en el que el texto ocupaba el lugar más destacado, y a la postre también favorecía una comunicación verbal relativamente cuidada.

Por otro lado, la moderación del foro solía ser bastante laxa. Casi se podría decir que el foro se autoregulaba. A menudo esto propiciaba situaciones escabrosas (amenazas, insultos anómimos, piques gordos que se transmitían de la calle al foro o viceversa…), pero también dotaba de bastante intensidad a la experiencia forística, además de que en cierto sentido obligaba al conjunto de usuarios a comportarse con algún tipo de madurez (aunque la mayoría del tiempo no lo pareciera), pues en última instancia todo el mundo tenía su parte de responsabilidad en el devenir del ipunkrock.

Por desgracia, en los últimos años el declive del foro fue notable. Cayó estrepitosamente el número de foreros activos, los temas musicales o que trataran de algún tema interesante se fueron diluyendo, y en general el foro se llenó de chorradas sin interés. Por otro lado, también se ralentizó la publicación de contenidos en el weblog de ipunkrock (antaño plagado de reseñas de discos y entrevistas a grupos), y se detuvo la actividad de los muy exhaustivos blogs vinculados a la web (como el dedicado a los Cramps, el de garage revival, y creo recordar que también funcionaba uno sobre los Ramones). Incluso hubo sonados baneos de foreros ilustres, algo prácticamente desconocido en los tiempos de mayor actividad del foro. Este año ni siquiera se abrió un post para glosar las hazañas de la última edición del Funtastic Dracula Festival, una de las citas de cabecera entre los foreros. Todo se iba llenando de signos de la decadencia de ipunkrock.

Lo que ha ocurrido en ese foro tampoco es un hecho aisaldo: el formato de “foro de internet” lleva unos años de capa caída. La primera década del siglo XXI fue un momento de esplendor para los foros; pero llegaron Facebook, twitter y el resto de redes sociales en las que los internautas podían participar de manera más inmediata y les comieron la tostada. A día de hoy la actividad de los foros es prácticamente residual en el conjunto de internet. Es notorio que en la actualidad la mayor parte de sus usuarios de foros son veteranos de la era pre Facebook. Vamos, que si muchos de los viejos usuarios se han ido marchando a otros sitios, y tampoco hay visos de que vaya a llegar gente nueva que meta aire fresco en este mundillo.

Que conste que yo todavía sigo participando en foros, y hasta permanezco como moderador en el de Al Norte del Norte. Gracias a ellos consigo información y estoy contacto con gente de una forma que nunca podré conseguir con Facebook. Pero en todos lo que participo está bastante claro que los últimos cinco años han sido bastante áridos, y que el futuro se muestra bastante incierto.

En cualquier caso, veo lo de ipunkrock como una de las mayores pérdidas desde que conozco internet. Es difícil transmitir la cantidad de horas que he perdido rondando por ahí, la cantidad de gente que he conocido o de la que he tenido noticia por fisgar aquí, la cantidad de información de todo tipo que me ha llegado por aquí. Los infinitos recuerdos que se publicaron cuando falleció Kike Turmix, o sobre el tiempo que vivió Joe Strummer en Granada. La locura de la desaparición y la operación rescate de Caio Sergio de Os Haxaxins. Las tertulias cinematográficas cahieristas. La tensión permanente en torno a LossLeader o a LEESTONES. Y un millón de historias más. No sé si con esta pérdida internet se queda un poco huérfano, pero al menos yo sí que me siento así.

4 pensamientos en “El fin de Ipunkrock

  1. Yo me hacia llamar LossLeader en ese foro y te voy contar una cosa: la culpa de que los foros de internet estén en decadencia la tienen los moderadores como tú que sois unos putos fachas descerebrados que pisais a la gente. Sabes una cosa? de tu foro “Al Norte del Norte” me expulsaron también y no me dejaron defenderme ante ciertos anormales que criticaron a mi banda después de una actuación en santander. Me banearon y cerraron el post. en el foro del ipunkrock me pasó lo mismo, pero no olvido, detrás del nick Lossleader habia una persona que como os pille por la calle, hijosdeputa, os va a METER DE OSTIAS COMO PANES. vais a empezar a conocer de una puta vez la difrencia entre el mundo virtual y el mundo real. QUE TE JODAN. PUTO MODERADOR DE MIERDA

  2. jajajajaja, acabo de leer el post y me ha gustado un monton. yo tambien dejé de entrar en ipunkrock por la falta de temas interesantes y chorradas que se publicaban, pero leer los comentarios del post y ver un mensaje de loosleader ha sido el mejor final posible. menudo crack!
    jajajajajjajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *