La música contra el terror

Leo el artículo que firma David Remartínez hoy en Vanity Fair titulado Reclamemos la música contra el terror, el que reflexiona sobre el atentado que tuvo lugar el lunes durante el concierto de Ariana Grande en Manchester y reivindica la cultura pop como resistencia al islamismo radical: “defendamos esa conquista de la civilización”. Estoy de acuerdo: la música popular debería funcionar como una herramienta para construir ámbitos de libertad desde los que resistir a la esquizofrenia social que nace del miedo al diferente y que se manifiesta en el integrismo religioso, el fascismo político, la xenofobia y el racismo.

Sin embargo, al mancuniano Morrisey le ha faltado tiempo después del atentado para soltar sus habituales majaderías fachas. Ariana Grande no me gusta. Remartínez reivindica en su artículo a Metallica, quienes en su momento manifestaron que estaban orgullosos de que su música se utilizara como medio de tortura en el campo de concentración de Guantánamo.

Me repele un poco la idea de que la música pop sirva como refugio identitario de habitantes arios de la fortaleza europea. Por eso, aprovecho para poner por aquí un puñado de temazos que representan el pop que siento que es importante defender en 2017.

Khaled – Camarón

 
 

Omar Souleyman – Ya Bnayya

 
 

Chanel – Manita de Fátima

 
 

Afrojuice 195 – FIFA Street X El Lopez

 
 

Rolando Bruno – Falafel King

 
 

Bombino – Akhar Zaman

 
 

Acid Arab – Sayarat 303

 
 

 
 

Y de propina, un clásico

M.I.A. – Bad Girls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *