Pono

pono-12-03-14

Pono se acaba de presentar en South by SouthWest, la gran feria de la música de Austin. Se trata de un pequeño reproductor de música digital detrás del cual se encuentra Neil Young. Según la publicidad, el Pono ofrece una calidad de sonido revolucionaria, nunca escuchada hasta la fecha. Se ha financiado a través de una campaña en Kickstarter y, como ve en este video promocional, parece que cuenta con el beneplácito de un buen puñado de grandes personalidades de la música.

Suena a mockumentary, ¿no? Sin embargo, hay varios puntos que hacen que la historia al menos resulte verosímil. Por un lado, los llamados formatos de sonido loosless al estilo FLAC están bastante extendidos, y permiten que no se pierda información sonora respecto al WAV, el formato de almacenamiento de los CDs (y no digamos ya respecto al MP3), aunque la mayoría de los reproductores (el ipod entre ellos) no lo reproducen. Por otro, Neil Young siempre ha cuidado hasta el extremo el acabado sonoro de sus trabajos. Baste pensar en la montaña de armatostes que utiliza como amplificadores en sus conciertos, en su negativa a hacer playback en los vídeos o en el particular sonido en sus discos, desde la brutalidad de las guitarras de “Ragged Glory” (1990) hasta la neblina sonora de “Le Noise” (2010). Y también son conocidas las diatribas del abuelo Neil contra el modelo de consumo musical que trajo el Ipod; el vídeo de “Fork in the Road” (2009), en el que se ríe de la manzanita de Apple, da fe de ello.

Hasta aquí todo parece coherente. Sin embargo, hay varias cosas que llaman la atención y hacen que surjan dudas sobre la viabilidad de la propuesta.

En primer lugar, no termino de entender el diseño en forma de prisma piramidal. Supongo que es una manera de marcar la diferencia respecto al formato del Ipod, pero lo mire por donde lo mire me parece que va a resultar incómodo.

Por otro lado, los reproductores de este tipo cotizan a la baja. Durante una década el Ipod ha sido el reproductor portátil de referencia, pero a día de hoy parece que se han estancado. Desde que Apple presentó en 2007 el Ipod Touch no ha habido ninguna novedad reseñable en esa línea, y parece que la compañía concentra sus fuerzas en los nuevos modelos de Iphone. Y si esto sucede con la estrella de los MP3 portátiles, mejor no pararse a comentar el estado de la competencia.

Smartphones y tablets han tomado el relevo de los MP3 que triunfaron durante la pasado década. Y parece que a su vez estos tienden a almacenar menos música en sus entrañas y a centrarse en servicios de streaming como spotify y similares. Sin duda, si Pono quiere llegar lejos deberá cuidar su conectividad a internet y la compatibilidad con estos servidores de streaming. Además, claro, de convencer a uan parte importante d elos consumidores de que merece la pena meter otro cacharrín destinado únicamente a reproducir música en el poco espacio libre que deja un smartphone en el bolsillo.

¿Pono es una mera Frikez o el futuro de la música? Venga, me mojo: a priori suena a frikez. Pero… ¿y si el cacharro termina por petarlo? Eso solo el tiempo lo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *